sábado, 19 de noviembre de 2011

Testimonios de matrimonios restaurados por mi Jesús

                        MI TESTIMONIO                




Mi nombre es Alba Lucía Martínez, soy  de nacionalidad colombiana. Soy casada y Dios me concedió tener dos lindos hijos.
Deseo compartir mi testimonio, para que muchos que estén pasando por una situación similar a la mía, o cualquier otra sean inspirados a buscar en Dios la solución a sus problemas, entiendan y comprendan que hay una salida y que se llama Jesucristo.
Nací en un hogar conformado por un padre adultero, mi abuela paterna le fue infiel a mi abuelo y este a su vez a ella, además de maltratarla físicamente. No dudo que por esta razón mi papá también fue un hombre infiel y violento.
Respecto a mi madre, fue maltratada de  todas las formas posibles, física, verbal, y sexualmente, me enteré que mi abuela fue rechazada y maltratada también,  mi bisabuela materna se casó con un hombre humilde y de baja condición económica por lo que mis tatarabuelos rechazaron ese matrimonio. Menciono todo esto, porque ahora he comprendido que las Maldiciones Generacionales se cumplen. Proverbios 26:2 Así la Maldición nunca vendrá sin causa. Sólo Jesucristo con el poder  de su sangre las puede romper, cuando entendemos el porque de tantas cosas malas que nos pasan sin explicación, cuando vamos a la raíz y el origen de la situación, somos libres Juan 8:32 Conocerán la verdad y la verdad los hará libres. Una vez detectadas estas raíces, se deben arrancar  en el nombre de Jesucristo, para que no retoñen nunca más. Como Jesucristo maldijo la higuera y esta se secó y nunca mas dio fruto, así deben ser secadas, las raíces de la higuera de las Maldiciones Generacionales de nuestras vidas. Marcos 11:14 Nunca más coma nadie fruto de ti. De esta manera,  mientras narro mi testimonio, tu apreciado lector, podrás empezar a entender tu situación también. La Maldición por Maltrato y Rechazo produjo en mi mamá  complejos, agresividad, soberbia, inestabilidad emocional, dificultad para demostrar afecto, egoísmo, conflictos y obviamente maltrato sicológico. Crecí viendo muchos conflictos, gritos, peleas, violencia física en mi hogar, me enteraba de las infidelidades de mi papá y vi sufrir a mi mamá por esta razón. Las secuelas que dejaron estas escenas en mi mente y corazón fueron indecibles e indescriptibles, me llene de temores y fobias a los insectos, a las alturas, a los rayos, a los hombres etc. Sufrí de abandono emocional porque mi padre fue un excelente papá proveedor, pero en el área emocional tuve muchas carencias, lo que me produjo inseguridad y baja autoestima, también sufrí maltrato verbal por parte de mi mamá, con palabras como: “No sirves para nada”. Lo que ahondo mas aun mi baja autoestima. No culpo a mi mamá por esto, ella lo único que hizo fue repetir y transmitir lo que recibió en su casa.
Finalmente, en mi adolescencia mi padre y madre se separaron, decisión que también afecto mi vida profundamente. Me casé joven, cuando aún estaba estudiando en la universidad, llena de ilusiones, soñando con tener un hogar armonioso y mucho mejor que en el que había crecido y con la idea firme de no divorciarme bajo ninguna circunstancia, pues había sufrido por la separación de mis padres y no quería pasar por lo mismo una segunda vez. Sin embargo, desde los primeros ocho (8) días de casada, mi esposo se desapareció por tres días. Ese fue el inicio de una vida esclavizada y flagelada por la infidelidad, cada semana y durante dieciocho (18) años, esperé a mi esposo hasta altas horas de la noche, siempre tenía una disculpa: “Tuve una despedida” “Un cumpleaños de un compañero”, “Estaba con mi amigo fulano de tal”. Mi situación la describe muy bien la canción del grupo español Mocedades, “Tómame o Déjame” que dice:
“Tómame o déjame, pero no me pidas que te crea mas, cuando llegas tarde a casa, No tienes porque inventar, pues tu ropa huele a leña de otro hogar, tómame o déjame, sino estoy despierta déjame soñar, no me beses en la frente, sabes que te oí llegar y tu beso sabe a culpabilidad” . Además de la infidelidad, mi esposo era bebedor, y no es extraño pues su papá y abuelo eran alcohólicos, y puedo asegurar que su bisabuelo también lo era, está adicción es una Maldición Generacional. Me enteré que el papá de mi esposo fue un hombre infiel también. Es decir tenía maldición de infidelidad por parte de mi esposo y de mi padre.
Me sentía devastada, defraudada, desilusionada, en un callejón sin salida.  No pasaba un solo día, sin pensar en separarme,  divorciarme, o ser infiel a mi esposo, pensaba que otro hombre podría ayudarme a lidiar con todo esto sin separarme, tuve tentaciones, pero fueron solo eso, hoy creo que Jesucristo me guardó de caer en semejante trampa, lo cual hubiera complicado muchísimo más mi vida. Desistía, porque había prometido no separarme y además porque no quería que mis hijos pasaran por una separación dolorosa. Pensaba como huir de semejante situación, vivía de reclamo en reclamo sin obtener ningún resultado, al contrario mis reproches continuos empeoraban la situación y alejaban cada vez más a mi esposo, una vida de contiendas e incomprensión y soledad, un esposo que me pedía pruebas de que él me era infiel y yo no las tenía, pues no contaba con los medios para contratar un detective privado. Lo único que sabía era que me sentía sola, abandonada emocionalmente, rechazada, menospreciada como mujer y como esposa. Lloraba mucho, solamente quienes han pasado por esto pueden entender y saber de lo que estoy hablando. Alzaba mis ojos al cielo y decía: “Señor, hasta cuando tendré que soportar esta situación en la que yo misma me metí. Por favor perdóname por no haberte tenido en cuenta, para tomar la decisión de casarme y ayúdame a salir de esta  situación tan terrible.”
Finalmente, un día paso lo MAS EXTRAORDINARIO, LO MEJOR, LO MAS LINDO que me ha pasado en toda mi existencia, en toda mi vida. ¡¡Conocí a Jesucristo!! y lo acepté en  mi corazón como mi salvador personal. ¡¡Que gran día ese!! Nunca lo olvidaré mientras viva. Mi vida quedó marcada en dos, como la Historia de la  Humanidad , Antes de Cristo y Después de Cristo.
Con Jesucristo en mi corazón encontré consuelo y refugio y la paz que no había tenido nunca. Sin embargo las cosas no cambiaban con mi esposo. Pero yo si cambie de actitudes, deje la rencilla, los reproches que por catorce (14) años de nada me habían servido. Comencé a asistir a la iglesia y a un grupo de oración, en este grupo aprendí a buscar a Dios en oración en ayuno y cada día me sentía mas fuerte para soportar las largas noches de espera de cada fin de semana. Ahora, tenia a Jesucristo conmigo, la Biblia , que me consolaba, para esperar a mi esposo hasta tarde, y eso me daba gran tranquilidad, leía los Salmos, oraba y sentía mucha paz y una grande confianza que las cosas cambiarían. Después de dieciocho (18) años de un  matrimonio frustrado, se evidenció la infidelidad de mi esposo, las oraciones tuvieron efecto y salió a la luz lo oculto ya no era un presentimiento, mi sospecha finalmente tuvo cuerpo de mujer, nombre y apellido de mujer. Descubrí quien era la amante de mi esposo, que por lo menos llevaban doce (12) años, era una compañera de trabajo, mi esposo llevaba doble vida. Entendí que trabajé para apoyar a mi esposo, pero también entendí muy a mi pesar, que  para ayudar a sostener a mi rival y para que pudieran tener apartamento. Sentí que dieciocho años de engaños, hipocresía y mentiras eran demasiado para mi. Me sentí como en la   Película “Durmiendo con el Enemigo”. Estuve durmiendo con mi enemigo, ¡¡ sin saberlo!! Sentía  que todos esos años me había dado el beso de Judas Iscariote, al despedirse de mi cada mañana o en la intimidad, cuando la teníamos. No podía asimilar como puede alguien engañar y mentirle a otro y no sentir remordimientos o actuar como si nada estuviera pasando, que gran actor era mi esposo.
Darme cuenta que mi rival tenía todo lo que me pertenecía era insoportable. Joyas, invitaciones a la Zona Rosa de Bogotá, lo mejores restaurantes y Bufetes, los besos, las caricias, el amor y la comprensión de mi esposo para ella, era devastador, muy doloroso para mi, tanto que las palabras no alcanzan a describirlo, me identifico con las palabras de Winston Churchill, quien sufrió de depresión, la cual le causó un profundo dolor, trató de expresarlo así: "Si se reuniera todo el dolor que hay en el mundo, No alcanzaría a ser igual al que yo siento". Era tanto mi dolor que pensaba que nadie sufría tanto como yo.
Sentí que mi matrimonio y lo que había vivido con él durante todo ese tiempo, eran una mentira, pensaba que había perdido y entregado mis mejores años en un matrimonio infeliz y frustrado y que ya no había esperanza para mí. Entre en depresión clínica, solo quería morir, lloraba muchísimo, creo que dos horas por la mañana y dos por la noche, perdí el apetito, baje de peso y sufría de insomnio. Necesité tratamiento con antidepresivos y anti ansioliticos, para la  ansiedad, pues el divorcio parecía inminente, sufrí de Trastornos de Pánico y Trastorno Obsesivo Compulsivo. Mi hogar estaba totalmente en ruinas, tenía mucha incertidumbre y temor  por el futuro. Mis hijos sicológicamente afectados. Además de todo esto, Dios me reveló en oración y  a través de sus siervos confirmo cuando éstos oraron por mi, que mi rival me había hecho hechicería para matarme o enloquecerme.
En medio de este panorama oscuro y sin salida, lo único que podía hacer era orar y ayunar. Un día  le pedí a Cristo que me hablara y cuando abrí mi Biblia leí Lucas 13: 10- 11. Hablaba de una mujer que tenía dieciocho (18) años de estar encorvada y que de ninguna manera se podía enderezar, hasta que Jesucristo la miró, la liberó y la sanó: ¡¡Esa mujer era yo!! La infidelidad de mi esposo durante dieciocho (18) años,  me tenia encorvada al igual que a aquella mujer y ¡durante el mismo tiempo!, esto me llamó mucho la atención. La infidelidad me tenía encorvada por: Baja autoestima, pues me sentía fea, poco atractiva e inútil, Rechazo, Maltrato emocional por parte de mi esposo, culpabilidad, soledad, abandono, afrenta, humillación, rencor, amargura, angustia, celos, ansiedad, depresión, y de ninguna manera me podía enderezar. Pero el Señor me miró como la miró a ella y me hizo ¡¡ libre !! ¡¡Totalmente Libre!!  Mi esposo ha cambiado ¡¡tanto!! Que siento que estoy viviendo con otro hombre, del hombre con el que me casé no queda nada. Ahora él es un hombre cariñoso, tierno, me apoya, me ama, me comprende, me aprecia, respeta y  me da todos los gustos que he podido imaginar. El Señor restauró y restituyó mi vida sexual, mi hogar, las invitaciones a los mejores sitios y bufetes, todo me ha sido restituido. ¡¡Que maravilloso es Jesucristo!!
Verdaderamente Joel 2:25-26 se cumplió en mi vida tal como yo le oraba al Señor que me restituyera y me hiciera justicia. El Señor devolvió y recompensó los años que comió la oruga el saltón, el revoltón y la langosta por la infidelidad.
COMO LOGRE LA RESTAURACIÓN DE MI HOGAR:
1. LA PALABRA DE DIOS: Me apropie de la Palabra que Dios me había dado. Creí que Jesús  me iba a liberar del flagelo de infidelidad, como lo hizo con la mujer encorvada. Lucas 13:10-11. Y me aferré a esta promesa de la Palabra de Dios con todo mi corazón. Además de esta promesa reclamé otras promesas  de la Palabra de Dios en oración. Las cuales estaré compartiendo en oraciones por mi hogar, por mi esposo, por mi rival, guerra espiritual.
2. LA ORACIÓN Y EL AYUNO: Por el CAMBIO de mi esposo y su SALVACIÓN, por la RESTAURACIÓN de mi hogar que estaba en ruinas todas las columnas (El amor, la comunicación, la intimidad, y las finanzas) Y LA RESTITUCIÓN   de todo lo que el enemigo me robo a través del adulterio (tiempo, dinero, días de soledad, mi paz, mi felicidad, mi vida sexual, besos, caricias y la pasión de mi esposo). Porque el adulterio es una plaga que acaba con todo, Jesucristo me liberó de esa plaga y me restituyó o devolvió todo como lo mencioné antes.
3. EL PERDON.  Produjo en mi vida un cambio radical, el dedo acusador que yo tenía hacia mi esposo se volvió hacia mí. Reconocí que yo tenía mucho que ver en que mi esposo buscara en la calle, lo que no encontraba en su casa conmigo. El resentimiento me impedía amarlo o demostrarle el amor. Empezó Jesucristo la Sanidad de mi corazón,  por resentimiento, y falta de perdón. Creo que después de mi salvación es lo mas grande que me ha pasado EL PERDON para mis enemigos, para quienes me han dañado. Tanto para mi esposo como para mi rival. Se acabaron las contiendas, los reproches y la mujer iracunda. Cualquier rencor hacia mi mamá, papá, hermanos, esposo, rival. El QUE ABORRECE A SU HERMANO SE HACE HOMICIDA. 1ª. JUAN 3:15. AMAR, BENDECIR Y ORAR POR NUESTROS ENEMIGOS PARA QUE SEAMOS HIJOS Mateo 5:44-45. Fueron Palabras que impactaron mi vida de manera especial y pedí a Dios que me ayudara a aplicarlas y a vivirlas, quería ser su hija y partícipe de toda su herencia que son las promesas de su Palabra. Además no deseaba ser una homicida por guardar rencor en mi corazón y aborrecer a los que me dañaron y causaron heridas profundas en mi corazón.
Hebreos 12:15 Podemos dejar de alcanzar la gracia de Dios por causa de las raíces de amargura. Además se ha comprobado científicamente que la falta de perdón causa enfermedades. El perdón lleno de paz mi corazón y sano mi alma. Ver el tema Sanidad del Alma El Poder del Perdón.
3. ROMPIENDO MALDICIONES GENERACIONALES: El  Señor me permitió entender que sobre mi vida había MALDICIONES  GENERACIONALES que debía romper y arrancar como ya lo dije al principio de este testimonio: por Maltrato, abuso, Rechazo, Abandono, Adulterio, Hechicería. Esto tenia mis cielos cerrados. EL poder de la Sangre de Cristo y el poder de su palabra y la renuncia a esas Maldiciones me hicieron libre. Hay predicadores que no creen en esto y no lo enseñan, no los culpo, ni los critico, porque la mayoría no han tenido que vivir o pasar situaciones similares a la mía. Además ellos sostienen que cuando uno recibe a Cristo las Maldiciones se van y que no es necesario saberlas. Sin embargo después de cuatro años de haber aceptado a Jesucristo yo todavía estaba bajo la Maldición Generacional de la Infidelidad , el Rechazo, el Maltrato, el Abandono, la Hechicería.   Se de muchos cristianos que tienen treinta años y mas de conocer a Jesucristo que están bajo Maldiciones Generacionales, porque no han comprendido e ignoran este tema. Yo tuve que entenderlo en oración y ayuno, preguntándole al Señor: ¿Porque todo está en mi contra, porque todo me sale mal? porque Jesús? ¿Por qué si yo te acepté y te tengo en mi corazón no soy libre? ¿Por qué estoy pasando por esto si yo NO he sido infiel? Él me respondió: "Porque hay Maldiciones ancestrales sobre ti que tienes que conocer, arrancar y romper con mi Poder".  Bien dice el Señor en su Palabra en Oseas 4:6 Mi pueblo fue destruido porque le faltó conocimiento. Yo lo tuve que entender en medio de una gran depresión. Tu tienes la oportunidad de comprender esto hoy, Dios te va a guiar a estudiar tus ancestros y darte cuenta cuales Maldiciones Generacionales están atormentando tu vida y una vez identificadas arrancarlas y renunciar a ellas en oración. El Pastor Guillermo Maldonado, siervo de Dios, a quien admiro y respeto mucho, que además tiene la iglesia mas grande de latinos en Miami, predica este tema y es criticado, no entiendo porque.  He encontrado páginas en la Internet que están en contra de este tema, otros, la clase de Maldición que predican es que si tu denuncias el pecado de un líder religioso quedas bajo Maldición, en realidad pienso que es todo lo contrario, que si tu te quedas callado y no denuncias el pecado de un líder, eres un encubridor y estas llevando el pecado de ese líder o de esa persona. A pesar de todo esto yo doy testimonio que las Maldiciones Ancestrales son una realidad Bíblica y se cumplen, no solo en mi vida, sino en la de otros. El enemigo hará todo lo posible para que no entendamos esto, para que no seamos libres. Yo por mi parte he determinado contar y enseñar a cuantos mas pueda sobre este tema (Ver estudio sobre Maldiciones Generacionales)
 4. LA PERSEVERANCIA: Son sinónimos de perseverancia: Constancia, persistir, insistir, no desistir. Perseveré en oración y ayuno que rompe todo yugo, toda cadena.  (Ver el estudio el Poder del Ayuno). Sin desmayar no importa cuales sean las circunstancias, no importa cuán difícil o imposible de resolver, desde el punto de vista humano parezca la situación por la que estamos pasando. Si tu analizas mi caso, yo hubiera podido pensar: “Mi esposo no tiene remedio.” “Está muy enamorado de su amante” “Lleva doce años con ella, no la va a dejar” “Nació así y así se queda.” En Dios ese dicho popular, árbol que nace torcido, no se endereza. No es cierto, no aplica. Para Dios no hay nada difícil. Génesis 18:14 ¿Hay para Dios alguna cosa difícil? Lucas 1:37 Porque NADA hay imposible para Dios .
La perseverancia en oración es clave para obtener la victoria, en cualquier situación hay quienes enseñan, que no es necesario decirle a Dios lo mismo todos los días, que con una sola vez basta, pero Jesucristo les enseñó a sus discípulos a través de una parábola en Lucas 18:1 ......Sobre la necesidad  de ORAR SIEMPRE Y NO DESMAYAR. En esta parábola la viuda importunaba todos los días al juez injusto, para que le hiciera justicia, de día y de noche, para que tomara la decisión a favor de ella. Por la insistencia de la viuda el juez injusto le hizo justicia. Cuanto mas Dios que es nuestro Padre nos responderá y hará justicia si le insistimos. Le insistí a Dios en oración durante casi tres años, sin cesar, todos los días. Poco a poco fui viendo como el Señor despejaba mi camino, iba liberando a mi esposo de las ataduras del adulterio y de la hechicería y venían las respuestas para mi hogar, finalmente el Señor puso distancia entre al amante y mi esposo y esa relación murió. Recuerda que la Palabra de Dios dice: Deuteronomio 7: 22 DHH Poco a Poco el Señor irá expulsando a estas naciones, (nuestros enemigos), ustedes no podrán acabar con ellas de una sola vez. Dios lo hizo por mí, lo hará también por ti, si perseveras en oración y ayuno y no desmayas.
5. LA FE : Hebreos 11:6 Pero sin FE ES IMPOSIBLE AGRADAR A DIOS . Tuve mi mirada puesta en Jesús y no el problema, porque Jesucristo es el autor y consumador de la FE. (Hebreos 12:2). El Señor me llenó de Fe para creer a una situación imposible de resolver al ojo humano. Confíe en Dios a pesar de las circunstancias en contra.  Aunque halla quienes te digan: “Ese caso es un caso perdido” “Ya no luches mas” o como en mi caso, mi hijo me dijo: “Mamá ya no quiero verte sufrir mas al lado de mi papá, sepárate.” Otros me dijeron: “Tu esposo está acostumbrado a tener dos mujeres y no va a cambiar, vete de la casa, déjalo, no le soportes mas.” No escuche esas voces, sólo escuche la voz de Jesús y de sus promesas en su Poderosa Palabra. Un día en oración, me habló a través de Juan 11:39 Cuando Marta la hermana de Lázaro le dijo: Señor Hiede ya porque es de cuatro días  y Jesús le respondió : “¿No te he dicho que si crees, verás la Gloria de Dios?.   Le dije Jesucristo: “Tu resucitaste a Lázaro de los muertos a pesar que ese muerto ya hedía después de cuatro días de estar enterrado, y nadie en este mundo creía que podía salir caminando de la tumba. Así haz con mi hogar, resucita este muerto, que es mi hogar en ruinas, cambia a mi esposo, sálvalo.”
  Marcos 9:23 PARA EL QUE CREE TODO LE ES POSIBLE . Jesucristo me liberó del adulterio, restauró mi hogar en ruinas, restauró el amor, la sexualidad, la comunicación, todo, porque yo decidí creerle. LOS QUE ESPERAMOS EN EL SEÑOR NUNCA SEREMOS DEFRAUDADOS. ISAÍAS 49:23.



MI TESTIMONIO: VIVENCIAS 1a. PARTE

Por Alba Lucia Martinez

Hay muchos detalles que viví durante el proceso de Restauración de mi Hogar, que no comento en mi testimonio y que Dios me ha inquietado a ir compartiendo con el Grupo y en este Sitio Web para la bendición de la Iglesia del Señor, En la medida que ÉL los traiga a mi memoria,  los cuales he denominado VIVENCIAS. Leyend  Un día, viernes, hace siete años atrás, cuando mi hogar estaba en ruinas, y mi esposo se portaba peor que nunca, pues ya me había enterado de sus andanzas con su amante, y a él ya no le importaba nada, ya que por lo menos, hasta antes de enterarme trataba de disimular. Un día viernes De manera descarada y cínica me llamo y dijo: “Tengo una reunión en BENIGAN´S (Una taberna, un sitio In de la zona Rosa de Panamá), y como ya tu sabes, me demoro”. Trate de decirle e incluso rogarle que no se demorara, a cambio recibí una respuesta despreciativa, que me dejo sin opción y me sentí tan humillada y despreciada. “Me demoro, yo soy así y punto, hago lo que yo quiero y punto”. Me sentí sin fuerzas, desesperada, en un callejón sin salida, en una cárcel, sabía que estaría con la amante, su compañera de trabajo, comencé a temblar, sabía que mis reclamos eran inútiles y solo empeoraría las cosas, no tenía otra opción que esperarlo hasta tarde, mis opciones eran: Si me quedo malo y si me voy peor. Escoger entre peor y malo, ¡¡que gran tristeza sentía al pensar así!!, mi única opción ¡¡era escoger malo!! En una total agonía y angustia, me sentía sin fuerzas para seguir viviendo así, pensaba que era mejor como estaba antes, viviendo en un engaño y así se lo dije al Señor, entonces oí una voz interna dentro de mi que me dijo: “Prefieres seguir esclava en Egipto, engañada, que pasar por el desierto de tu realidad y obtener la libertad de la tierra prometida”. Reaccioné y dije: “No Señor, Prefiero la libertad de la tierra prometida, Señor es que este desierto ¡¡está muy duro!!  veo serpientes y escorpiones(los espíritus de arrogancia de mi esposo, hechicería, lascivia, licor, infidelidad, soledad), arena, calor, y no alcanzo a divisar tan siquiera una palmerita por lo menos a lo lejos, ¡ayúdame Señor!, porque siento que ya no puedo más, deseo pedirle el divorcio o regresar a Colombia, ya no quiero seguir viviendo esta tortura China de esperar a mi esposo hasta tarde, sabiendo que está con mi rival. Como escribió una de ustedes al referirse a la situación de infidelidad que estaba viviendo con   su esposo: “Me siento con una guillotina encima y que en cualquier momento cae sobre mi y me degüella.”

Vivía frente al mar, y comenzaba a anochecer, me pare en la terraza, tan desesperada, la luna estaba saliendo y era de color muy amarillo, se veía ¡tan hermosa!, parecía saliendo del mar grande y majestuosa, tan lindo era ese paisaje, como grande mi dolor, alce mis ojos al cielo y ore con todo mi corazón dije: “Señor si tu hiciste este mar inmenso y esta luna tan maravillosa, a ti no te cuesta nada cambiar a mi esposo, sacarme de esta situación insostenible, que estoy viviendo”.

Decidí ir a la iglesia, a orar, huyendo de la tortura de esperar a mí esposo, una vez más, solo que esta vez no era en mi país (Mi esposo fue trasladado a Panamá y mi rival, quien era compañera de trabajo de él, decidió renunciar después de 14 años de trabajo en la empresa e irse a Panamá detrás de él, ¿Pueden creerlo? Como el tema de La Película , Pesadilla sin Fin, pensaba que esa pesadilla no iba a terminar).

Estando en la iglesia ore inspirada en el pasaje de la higuera estéril, cuando Jesucristo maldijo la higuera y no dio fruto Marcos 11:14 Entonces dijo Jesús a la higuera: Nunca jamás coma nadie fruto de ti. El verso 23 dice: Por que de cierto les digo: Cualquiera (Tu nombre) que dijere a este monte (Tu problema) Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, LO QUE DIGA LE SERÁ HECHO. Ese día ore así: “Maldigo los planes de Satanás con mi esposo para esta noche con su amante, en el nombre de Jesucristo, los maldigo, se secan, no darán fruto, en el nombre de Jesucristo, y repetí esta oración, una y otra vez, pase adelante a orar, y seguí haciendo la misma oración, maldigo los planes del enemigo esta noche en tu nombre Jesucristo, planes de baile, de discoteca, de sexo con la amante, se secan no darán fruto, lo hacia en voz alta y con toda mi alma, y cuando decía en el nombre de Jesucristo, sentía una fuerza sobre natural, para seguir haciéndolo”. De pronto eran como las 9pm y decidí, regresar a la casa. ¡¡¡Sorpresa!!! Mi esposo ya estaba allí, casi me desmayo, no podía creerlo. Decidí no preguntarle nada porque me parecía que estaba soñando y que si decía algo iba a despertar. Me comentó que todo lo que pensaba hacer no se pudo, y en ese momento pensó en mi y se dijo a si mismo (No fue el quien pensó, se que fue Jesús quien le habló mientras yo estaba orando): “Tu tienes una esposa, bonita, que te está esperando y te atiende muy bien, ¿Que haces aquí?. Entonces decidí venir a casa, pero no te encontré, fui a buscarte a la iglesia y no te vi. En esta época veía a mi esposo tan enamorado, tenía en un pedestal a su amante, ella, según él era la pobrecita mujer necesitada, sola y extranjera, recuerdo que con palabras irónicas le decía: “¡Según tu, Sor Teresa de Calcuta, resulto siendo una mujer mala, al lado de tu amante!”. Por todo esto, las palabras de mi esposo esa noche fueron tan impactantes para mí.

Lo único que se, es que el Señor ese día  respondió a mi oración. También ese día fue el principio de la Restauración de mi Hogar, siguieron más luchas, más dificultades, el proceso del perdón por tantas heridas, el perdon para mi esposo y mi rival, el desprendimiento de mi esposo a toda atadura de alma con su amante y toda alianza del alma con esa relación. Pero ese día aprendí, que orar la Palabra de Dios, tiene mucho poder y recibí nuevas fuerzas para seguir en la batalla, al pie del cañón, con las botas puestas, como el dicho popular. Maldije los planes al enemigo y Jesucristo me escuchó, después de esta respuesta, seguí orando así, y otros versos de la Palabra que les he compartido en otras ocasiones. Dios tiene para cada uno y de acuerdo a la circunstancias una palabra especifica para ser reclamada en oración, lo importante es ser guiados por el Señor. Poco a poco fui viendo el cambio en mi esposo, en la medida que yo reconocía mis errores, en la medida que yo iba cambiando, en la medida que oraba y ayunaba, mi esposo iba cambiando también. He comprendido que la Restauración de un Hogar NO ES UN PROCESO FACIL, es muy difícil y esta lleno de altibajos, por esta razón muchos optan por el divorcio, porque en muchas ocasiones la situación se hace insoportable y se necesita de mucha fuerza de voluntad, fe y valor para mantenerse. Siempre detrás de una gran batalla, hay una gran victoria.

De Lo único que si estoy segura, es que Dios es Fiel y lo que si puedo asegurar es que: LOS QUE ESPERAMOS EN EL SEÑOR NUNCA SEREMOS AVERGONZADOS. AMEN, Alabado sea Dios por sus maravillas.

Este mensaje está dirigido a todos cuantos están en luchas, sea económica, espiritual, física por alguna enfermedad, aplica a todos, hay una promesa en la Biblia para cada situación, ora porque Dios te va a dar tu promesa para que la reclames en oración.

Espero en Dios que este mensaje sea de bendición para tu vida y te inspire a seguir adelante a pesar de cualquier circunstancia.

EN DIOS HAREMOS PROEZAS Y EL HOLLARA A NUESTROS ENEMIGOS. SALMO 108:13

+ SI QUIERES AMPLIAR ESTE TEMA VISITA >> :: CONSEJOS PARA MATRIMONIOS ::


MI TESTIMONIO: VIVENCIAS 2a. Parte

Por: Alba Lucia Martinez

Se que hay mucho dolor, profunda tristeza, incertidumbre y desconsuelo en algunos de ustedes. Y el Señor ha traído a mi memoria mis experiencias y momentos angustiosos por los que tuve que pasar los cuales comparto con ustedes y cuyos detalles no están publicados en mi Testimonio.  Cualquiera sea la situación que estés pasando, problemas financieros, por salud, o por la Restauración del hogar, hijos/as rebeldes, se y espero en Dios que te será de inspiración.

Como ustedes bien saben por mas de dieciocho (18) años, sufrí el flagelo de la infidelidad, ame e idolatré a mi esposo, al punto que él era mi vida, era todo para mi, sentía que sin él mi vida no tendría sentido. Esto me llevo a una profunda depresión, que desencadenó en trastorno de pánico y trastorno de ansiedad, no comía y no dormía, vivía aletargada y mi único pensamiento era una pregunta ¿Por qué  me pasan tantas cosas tristes, porque a mi, porque…porque…..porque? y no encontraba la respuesta, ni le hallaba sentido a lo que me estaba pasando.

Mientras pasaba por este dolor, mi hijo mayor me decía: “Mamá deja a mi papá, ya no quiero verte sufrir mas. Mírate al espejo, estas flaca y pálida, no puedes seguir así”.  Pedí consejo a un lider religioso y me dijo: “Su esposo esta acostumbrado a tener dos mujeres, y el no va a cambiar, si él no se va de la casa, entonces váyase  usted”.  Otro me dijo: “Si usted  es hija de Dios, usted es un mal ejemplo para los de su casa no debe llorar tanto, ni sufrir tanto”. Pero ese dolor tan grande que sentía, no lo podía evitar, simplemente lo sentía. Creo que este consejero religioso olvidó lo que dice la Biblia : MUCHAS SON LAS AFLICCIONES DEL JUSTO PERO DE TODAS ELLAS LE LIBRARÁ EL SEÑOR”. Cuando estamos en gran angustia acudimos a los hombres pensando que ellos tienen la respuesta. Aprendí que NO, que yo debía buscar respuestas a mi situación en la presencia del Señor, y afortunadamente así lo hice, porque los hombres se equivocan pero DIOS NO. Aprendí también muy bien, que debía cumplir el primer mandamiento de la ley de Dios: AMAR A DIOS SOBRE TODAS LAS COSAS DE ESTE MUNDO, CON TODA MI ALMA, CON TODA MI MENTE Y CON TODO MI CORAZÓN que este mandato debía ser una realidad en mi vida, entonces, el Señor traería paz y respuestas a mi vida, porque los ídolos de nuestros corazones son de barro y en cualquier momento se rompen, pero Dios NO es un ídolo de barro. EL PERMANECE ETERNAMENTE Y PARA SIEMPRE.

El Señor me guió y me alentó a seguir en oración y ayuno, luchando por mi hogar, este es el camino Difícil, porque supuestamente el camino “Fácil” era el de desistir darme por vencida, dejar a mi esposo y huir. Recuerdo tanto que después de un ayuno, las cosas “empeoraron” aparentemente. Era mas de la media noche, y estaba esperando a mi esposo, para entonces ya sabía que estaba compartiendo con la amante y sentía que ya no podía soportar más esa situación. Decidí arreglar las cosas por mi cuenta, irme, alejarme, es decir, en otras palabras con esta decisión le dije al Señor:

“Bueno, ya ayune y ore y si tu no haces nada ahora mismo, entonces yo lo hare, me voy ya y así soluciono este problema”. Pensaba que así descansaría de semejante afrenta. Cuando decidí hacer las maletas, es decir arreglar las cosas a mi manera, en el mismo instante escuche una voz dentro de mi que dijo: “Si te vas, me quieres decir que crees que yo tu Dios no soy capaz de cambiar a tu esposo y arreglar tu matrimonio, si te quedas quiere decir que me crees”. Entonces inmediatamente cambie de opinión y le dije Señor: “Yo, te creo, creo que  tu todo lo puedes, me quedo, pero por favor ayúdame a pasar estos amargos momentos, no quiero seguir en esta tortura de esperar a mi esposo hasta altas horas de la noche, pensando que está con mi rival, disfrutando, bailando y con planes de sexo, esto es muy doloroso para mi de soportar y tu lo sabes”. Mientras termine de decir estas palabras, sonó el teléfono, era mi esposo diciendo: “No te preocupes, estoy cerca en diez (10) minutos llego a casa”. Asi fue, mi esposo llego y fue cariñoso conmigo. Esa noche sentí un gran alivio, sentí que el Señor había escuchado mi oración, y fue el principio del fin de la vida de infidelidad que llevaba mi esposo, después de aquella noche, la cual tengo en mi memoria, comencé a ver que cada  semana estaba compartiendo más conmigo y menos en la calle, poco a poco, no fue inmediato, pero  comencé a  ver los cambios, semana tras semana, mes tras mes, mientras, yo seguía orando, seguía en ayuno, venían problemas y luchas, cuando el insistía en seguir con la amante,  pero yo seguía firme creyéndole a Dios. Hasta que finalmente pude ver  a mi esposo dedicado a mi, no solo dedicado, sino enamorado. Que maravilloso es nuestro Dios.

En medio de esa lucha y ese difícil proceso un día sentí muy fuerte que debía orar por toda piedra u obstrucción que tuviera que ver con hechicería, y brujería, ya lo había hecho antes pero esta vez lo sentí muy fuerte, suplicando y diciéndole al Señor: Destruye toda obra de hechicería en mi esposo, pulveriza toda piedra tropiezo,  todo trabajo realizado por su amante, para apartarnos, para separarnos, para que el no me ame, destruye las obras del mal, Jesucristo con tu poder y tu gloria divina”. Entonces sentí una voz muy intensa, con autoridad, y alentadora dentro de mí que me recordó el Pasaje Bíblico de la muerte y resurrección de Lázaro y la conversación que sostuvo Jesús con Marta cuando dijo:

Quitad la Piedra. Marta la hermana del que había muerto le dijo: “Señor, hiede ya, porque es de cuatro días”.  Jesús le dijo: ¿NO TE HE DICHO QUE SI CREES, VERAS LA GLORIA DE DIOS?”.

Estas últimas palabras resonaban en mis oídos y al mismo tiempo salían de mi boca con gran voz, “¿NO TE HE DICHO QUE SI CREES VERAS LA GLORIA DE DIOS? Sentía un calor que quemaba todo mi cuerpo, mientras las repetía en voz alta. EL Señor me decía: VERAS MI GLORIA. Y Tal como Él me lo dijo aquel día lo cumplió. Porque Dios no es hombre para que mienta, ni hijo de hombre para que se arrepienta. Números 23:19.

Estas fueron experiencias que el Señor trajo a mi memoria en este día para compartir con todos ustedes que están luchando por su hogar, por su salud, por sus finanzas, por la liberación de sus seres queridos, hijos rebeldes o esposos/as rebeldes.

En este día, tu que estas angustiado, tu que no ves salida a tu situación, Jesucristo te está diciendo a través de este mensaje declara mi promesa sobre tu situación no importa cuán difícil la veas y al igual que dije a Marta, te digo a ti: “¿NO TE HE DICHO QUE SI CREES VERÁS LA GLORIA DE DIOS?.

Sean todos grandemente bendecidos,

Si este mensaje ha sido de bendición para tu vida compartelo con con tus familiares y amigos, con tu Grupo de Oracíon. Así permitirás que otros también sean bendecidos y que el reino de Dios sea extendido.    

11 comentarios:

  1. que vendicion encontrar este blog, les pido que oren por mi esposa que me dejo, quiero ver otravez luz en toda mi casa, como cuando ella estaba conmigo, yo fui el culpable de nuestra separacion por no ponerle atencion a nuestro matrimonio, no fue por infidelidad ni por golpes

    ResponderEliminar
  2. Yaniry , mi esposo Ericsson

    Gracias a Dios , es una bendicion para mi leer este testimonio. Yo estoy pasando por una situacion similar. Mi esposo es Colombiano y yo Dominicana. Me abandono hacen 9 meses, abandono su Dios y tiene una amante Colombiana. Ya puse el divorcio porque el no quiere regresar, pero espero que se arrepiente antes que se finalise. Estoy orando, y se que Dios es el Dios de lo imposible. Porfavor oren por su salvacion y restauracion de nuestro matrimonio.

    ResponderEliminar
  3. Hola Yaniry:
    Vivo una situación parecida a la tuya, pero he avanzadao bastante en el Señor. Por favor detén lo más pronto que puedas cualquier demanda de divorcio, esto es lo más doloroso que hay y las personas creen que la situación se arregla con el divorcio, no saben que después empieza el verdadero proceso de dolor y dura años, te arruina la vida.No sigas adelante, Dios te ayudará si sólo comienzas a orar insisténtemente todos los días y ayunas algunos días a la semana. Vas a descubrir que Dios te va a empezar a hablar y va a decirte su voluntad para tu vida ,...que estot segura que es la restauración de tu matrimonio...Vas a conocer al Señor en toda su magnitud si sólo te atienes a sus instrucciones , existen miles de testimonios de restauración de matrimonios a partir de la oración persistente y el ayuno. Pero recuerda orar es orar, es decir insistir día tras día sin parar hasta lograr la respuesta , esto puede llevar tiempo pero él lo hace,Dios cambia a las personas y restaura. Ponte en la brecha por tu esposo y comienza a declarar victoria. En el ministerio de Restauración Internacional Cristo Vive puedes encontrar mucha información. También en el portal Jesús Salva mi familia , que es católico. Búscalos por esos nombres. Bendiciones Jesús está contigo....Saludos, Elena

    ResponderEliminar
  4. q bendicion encontrar esto estoy pasando por lo mismo y todos estos testimonios me hacen mas fuerte y me asen mas credulo ala palabra de dios por q dios es lento en su misericodia pero seguro y se q el va a restaurar mi matrimonio asi como lo a echo con miles de mastrimonios mas amen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este es testimonio de una mjer de Dios...ellas tienen un grupo de oracion a nivel mundial busquen en google el testimonio de alba lucia y les saldra su pagina de ayuda espero en el señor sus matrimonios esten restaurados y que Jesús les de la.paz que tanto se necesita

      Eliminar
  5. Solo espero que Dios haga conmigo lo que hizo contigo amiga....yo ya no aguanto mas...mi esposo hasta tuvo una hija con su amante, ella ya tiene 1 año 9 meses, y hace una semana se fue de la casa con ella y me hummillo ddelante de ella diciendo que ya no me ama y que estaba conmigo por pena, siento tanto dolor, llevo 1 año orando y ayunando para que Dios ponga su mano, le he pedido que me de la gracia de ser madre, porque tampoco he podido quedar embarazada, pero aun no hay respuesta....siento que muero....y aun sigo confiando en Dios, pero cada dia se hace mas difícil...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Patricia:
      Permanece en ayuno y oración , no te rindas . Si ya empezaste este camino no retrocedas...Hebreos 10:35-39...lee esta palabra porque es para tí.
      El Señor tiene un tiempo para todo , aún no es el tiempo para tu esposo , él sólo vendrá cuando tú y él estén listos . En este momento debes dar la pelea , confiando sólo en el Señor . Búscalo, alíneate con él , ponlo en primer lugar , desarrolla una relación personal con él y el dolor será cada vez menor. Estás pasando por el desierto , él no te abandonará, sigue adelante y deja que su palabra sea lámapara a tus pies y lumbrera a tu camino, él te dará la guía . Empodérate de la palabra de Dios , lo que está escrito en la biblia no es para ser guardado sino para ser declarado .La palabra de Dios no retorna vacía( Isaías 55:11 ), declárala en voz alta y da la buena batalla de la fe . Para esto debes entender que tu lucha no es contra tu esposo sino contra el demonio que está detrás ( Efesios 6). Conviértete en una guerrera de oración, levántate y créele a Dios porque su voluntad es restaurar . Recuerda que él es un Dios de pactos , el matrimonio es sagrado. Al comienzo de tu batalla verás todo peor porque esto es una guerra entre el bien y el mal ( estamos hablando de guerra espiritual) pero al pasar el tiempo podrás ver resultados a tu oración. La victoria es de Dios ! hay testimonios de 2 años de oración , 3, 4 , 5 etc. Quieres tu matrimonio? entonces quizás tu lucha sea larga pero la victoria que viene es grande , quizás sea corta , sólo Dios sabe . Por en este momento sigue confiando, NO pares! Tu oración debe ser de guerra , de autoridad , ordenando al mal salir . Ata el adulterio y todo lo que está en tu contra. Pero recuerda siempre que tu corazón debe purificarse en este proceso, nadie recibe si su corazón está sucio. Perdona a tu esposo y a su amante, ora por ellos. Combate el mal con el bien , recuerda que eres una hija de Dios, no caigas en el juego del mal y por último sé fiel a Dios, obediente , apártate de toda idolatría.Bendiciones en Cristo Jesús! Elena

      Eliminar
  6. Estimados Amigos, hoy es un dia muy especial para mi. Primero por que es primera vez que escribo en un foro (a pesar de utilizar bastante internet) y segundo y lo más importante es que hoy me he reconciliado con mi Esposa. Quiero compartiles un poco....

    Estuve lejos de ella aprox 9 meses...si bien es cierto la separación comienza mucho antes, pues viviamos juntos pero sentimentalmente estabamos separados. Las causas de mi separación es muy parecida a las que algunos han comentado acá. Quiero dirigirme a ti que estás empezando este sufrimiento o que talvez ya llevas mucho tiempo luchando, quiero decirte que la esperanza para mi era una palabra que me instaba a luchar pero que al paso del tiempo ya perdia efecto...Soy cristiano, pedí ayuda a Dios un centenar de veces, no me explicaba como podia sucederme esto a mí, lloré como nunca lo habia hecho, creí ser una persona buena y me sentia con el derecho de reclamar a Dios, pensaba una y otra vez porque porque porque, trataba de autoayudarme pensando que me casé con la persona incorrecta, que fué un error y que ahora esta pagando las consecuencias "y ya está"...trataba de darle una lógica a todo, algo que calmara mi tristeza. Pero Dios nunca me dejó, y tampoco a ti, menos si has sido una persona que le has servido y andado es sus caminos. En lo otro que me "refugiaba", era pensar en la perfecta voluntad de Dios, decia "Dios, si tu permites estar en esto es por que tu lo quieres...tu voluntad es perfecta y sin duda tu quieres lo mejor para mi..." "si mi quieres lejos de mi esposa....es por que asi lo quieres y algo bueno habrá en ello...solo que ahora en este moomento no lo entiendo...pero en un bueeeeen tiempo más lo entenderé...." Pero pasaban los dias y el amor por ella menguaba y el odio comenzaba a florecer, al mismo tiempo, pedia a Dios que me ayudará a perdonar y que sacara toda raiz de amargura. Fue dificil, realmente dificial, el no estar con tus hijos, en estar en casa que no es tuya, las visitas periodicas, los insultos...ves en la television tantas separaciones...es como que no hay ayuda para ti.

    segunda parte a continuación....

    ResponderEliminar
  7. Estimado amigo o amiga, yo nunca pensé que me reconciliaría con mi esposa, deverdad ya lo habia asumido. Quiero decirte que mientras Dios viva hay esperenza y como Dios nunca morirá siempre habrá esperanza. Dios movió las piezas y hoy puedo estar feliz por eso. Se que algunas situaciones que han comentado aqui ya son casi irremediables pero si te aferras a Dios puedes salir adelante, mi primer consejo es NUNCA dejes de asitir a tu iglesia, si no conoces a Jesús, es hora de que lo conozcas ahora yá. Mi segundo consejo es pensar que un dia los buenos, es decir, lo que lucharon por su matrimonio, los que han pasado 1 año orando y ayunando por una persona que no cambia en lo absoluto estarán en el cielo para siempre en una felicidad infinita, no habrá tristeza, todo el dolor quedará atrás.
    Mi tercer consejo, es pedir a Dios que sane tu corazón lastimado y te ayude a perdonar, no hay tiempo especifico para esto, solo Dios lo sabe, poco a poco te vas dando cuenta que el dolor ya no es tanto como al principio. Porque ¿que pasaria si en este mismo momento llega tu esposa o esposo a pedirte perdón?, es problable que por la emoción y alegria de verlo lo perdones pero al paso de los dias empezarás a recordar todo lo mal que fue contigo y vuelta a caer en lo mismo. Debes PERDONAR de verdad y con total consciencia de lo que eso significa.

    Mi cuarto consejo, es no quebrarse la cabeza pensando en lo que hace o con quien está, es inevitable muchas veces pero no sirve para nada, solo te provoca estrés y mal humor. Dios todo lo vé y no dejará nada asi como asi nomás...

    Mi quinto consejo, es que disfrutes tu soledad, suena raro pero te ayuda a conectarte con Dios y a la vez te haces más fuerte.

    Mi sexto consejo, es que no te apartes de Dios, si hiciste algo (buscaste a otra pareja, te refugiaste en algún vicio, etc) que te cause cargo de consciencia pide perdón a Dios y has todo el esfuerzo posible por estar a buenas con el. Tampoco se trata de que Dios te odiará si no te portas bien, se trata de que todos tenemos una consciencia, sabemos el bien y el mal, es muy difícil luchar por tu matrimonio y a la vez estar en malos pasos, es inconsecuente. Asi que amigo o amiga, si te encontraste a alguien con quien pasar las penas y algo más, sé lo suficientemente fuerte y deséchalo. En algunos casos Dios puede bendecirte con un nuevo matrimonio, pero déjalo en las manos de Dios y no en las tuyas ni en las de otra persona que "derrepente" apareció.
    Mi octavo consejo, es que ignores la mayoria de comentarios acerca del divorcio que escuchas en la televisión secular y en la radio, sobre todo en los programas de farándula. Realmente no ayudan en nada y si es que lo hacen es muy poco. Busca mejor consejos en youtube (Recomiendo Testimonio Eugenio Masias) te servirá de mucho.
    Mi último consejo, es que sigas adelante, puedes hacerlo solo o sola pero te costará mucho o puedes conocer a Jesús y pedirle ayuda, recuerda que Jesús dijo "he venido a rescatar lo que el diablo ha destruído." eso que esta destruído puedes ser tu.

    Espero te sirva todo esto, estoy muy contento y espero que tu pronto lo estés también...

    Saludos desde Chile

    ResponderEliminar
  8. MI NOMBRE YESID MENDEZ ME CASE POR LO CIVIL Y AHORA POR SITUACIONES DE FALTA DE COMPRENSIÓN MALOS ENTENDIDOS DISCUSIONES ESTOY A PUNTO DE SEPARARME YO AMO A ESA MUJER Y ESTOY ENTREGADO A DIOS PARA QUE ME RESTAURE MI HOGAR COMO LO HIZO CON USTEDES

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ante los tiempos difíciles que vivimos ahora, y los que vendrán, es necesario que las “cabezas de familia”sembremos en nuestros hijos la semilla de la Palabra de Dios.Necesitamos sembrar convicciones firmes en sus corazones, para que cuando tengan que enfrentarse ante los peligros, tentaciones y presiones, tomen la alternativa correcta.--------------------------------.Nosotros los padres, somos los responsables directos de este trabajo encomendado por Dios.--------------------------------.Cualquier otra responsabilidad pasa a un segundo plano.¡Primero es nuestra familia!De nada sirve sembrar la Palabra de Dios en todo el mundo, si nunca lo hacemos en el hogar. Es allí donde debe estar centrada nuestra prioridad fundamental, comenzando con el ejemplo, para que las palabras tengan su respaldo eficaz.Necesitamos alumbrar con la luz de Cristo, en medio de nuestro hogar. Esa tiene que ser nuestra meta de ahora en adelante.-----------------------------------.No hay excusas para evadir tal responsabilidad.-----------------------------------.Mientras NO seamos fieles en lo poco, Dios no nos asignará algo mayor.Reconozcamos que el éxito de nuestra labor no depende de nuestras capacidades, sino de la acción sobrenatural del Espíritu Santo EN nosotros y POR MEDIO de nosotros.Consagrémonos delante de Dios como los “sacerdotes”de nuestra familia.Oremos por SABIDURIA, para que sepamos QUE hacer y COMO proceder en nuestros diversos roles familiares.Cortemos las barreras que se interpongan en esta prioritaria responsabilidad.Involucremos en el ministerio a los miembros de nuestra familia, pero sin caer en el activismo. Todo con equilibrio funciona bien.---------------------------.¡Tu familia te espera!Aun estás a tiempo.---------------------------.Tus hijos están llamados a ser árboles fructíferos en medio de los áridos terrenos del mundo; y tú, eres la persona responsable en prepararlos para tal propósito.Oye, Israel:Jehová nuestro Dios, Jehová uno es. Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas.Deuteronomio 6:4-9----------------------------.¡ENFOCATE EN TU FAMILIA!

      Eliminar